Se giró, cogió la cuerda de la campana con sus pinzas metálicas y la movió con brío haciéndola repicar con fuerza. Aibell, uno de nuestros robots inteligentes (que normalmente trabaja en una cadena de montaje de piezas de avión en una fábrica de Airbus) tuvo el privilegio de acompañar a nuestro presidente y fundador, Rafael Contreras, en el toque de campana de la nueva Compañía el lunes pasado en la Bolsa de Madrid. La imagen era impactante. Por un lado, el palacio de la Bolsa de Madrid, un edificio histórico madrileño con 140 años de solera. Por otro, un autómata con cámaras por ojos y brazos metálicos. Ha sido la primera vez que un robot hace el toque de campana en la historia de la Bolsa de Madrid. Así, haciendo una demostración práctica de su capacidad tecnológica, Airtificial estrenó su ticker (AI) el lunes en el mercado continuo.

leer más